marzo 21, 2019

Equinoccio

Todas las cosas que tengo que hacer son tan distintas a las cosas que pienso que tengo que hacer.
Hay momentos para sembrar y momentos para cosechar.
Por qué ellos no dejan también de comer cosas que se hacen con animales?
Recordar no es lo mismo que imaginar.
Los pensamientos se vuelven cosas.
Siembra.
Equinoccio.


marzo 04, 2019

Escuela de padres es el nombre del lugar al que vamos. Nos quedamos dos horas en la sala de juego libre o hasta cansarnos. 
Bien temprano ya pienso en el café que ofrecen y me pregunto cuanto falta para llegar.





Hace frío en Hamburgo y para salir hay que vestirse con muchas cosas. Joan lleva un traje de lana encima de todo lo demás. Cuando está listo parece un duende o un osito y en el espejo del pasillo nos miramos y le digo: ¿Quien es ese osito que está ahí? Vamos a la escuela de padres. Ahí vas poder jugar. 





En la escuela de padres conversamos en alemán. Otras madres preguntan: ¿En Latinoamérica amamantan mucho tiempo, verdad? ¿Más de un año es normal?

Cuando Joan se duerme aprovecho mirar cosas un negocio que que llama Humana. Encuentro un vestido de verano y es justo para Buenos Aires. Joan se despierta entonces me lo llevo sin probar.

El vestido tiene flores y un agujero que no es de roto, sirve para levantar un pedazo de tela y dar de mamar. Me queda grande y pienso que no se nota hasta que alguien se anima a comentar: Se te ve muy flaca ¿Será por amamantar? 








El texto y los dibujos los hice para El cielo del mes.